Activismo DIY


¿Te apasionan las tendencias pero a la vez te preocupa el hiperconsumismo? ¿De verdad tienen que ir siempre de la mano? ¿Puede el movimiento DIY mejorar algo este Mundo? Hoy el mantra de la casa #MásHaceryMenosComprar, se expande en forma de debate abierto en el que me encantaría que participaras.

Antes de nada una reflexión: Por lo general parece que nos hayamos convertido en consumidores pasivos. Es decir, que dejamos que otros cosan, cocinen y fabriquen por nosotros. No nos engañemos, la sociedad y el ritmo en el que vivimos es el que es, y comprar producto acabado te facilita la vida.

Pero claro, ¿Es más eficiente entregarle todo tu tiempo y energía al trabajo para ganar más pasta y que otro cosa/cocine/fabrique por ti?. ¿Qué piensas sobre esto? ¿Nos hace más felices? ¿Dónde está el equilibrio entre lo que toca/se supone y la felicidad? Versión realista sin edulcorantes, claro está.


Por cierto, GRACIAS Monstruo Espagueti, por tus tremendísimos estudios al respecto 👌

Y es que lo malo del consumo pasivo, es que te lleva a renunciar a esa parte de placer, sostenibilidad y desconecte mental asociado al crear. La capacidad de coger elementos de tu entorno y convertirlos en algo útil que además puede ser tan modernoso y actual como tú escojas, en realidad es innata.

Los Recyclators nos resistimos a perdérnoslo. We were born to craft! Nuestras manos son habilidosas, tenemos inteligencia y nos sobran medios para aprender a auto-producir prácticamente cualquier cosa.

Para muestra el tutorial de Fábrica de Imaginación, en el que nos cuenta cómo cortar vidrio para fabricarte esta preciosidad de lámpara de diseño, con una botella de vino.


Su creadora, Koral, destaca "lo espectacular que resulta ver como algo que estaba apagado y sin vida, vuelve a renacer después de darle un par de toquecitos con tus manos."

Además, personalmente y como defensora del #ReciclajeModernete, pienso que crear es especialmente estimulante cuando partes de materiales en desuso o post-consumo o hasta de "basura".

A este tipo de productos los clasifico dentro del género #vienuevo. La modernidad de un buen vintage reinterpretado, está tan de moda que ahora incluso se reeditan diseños de muebles y de ropa antiguos. Aunque nunca tendrán la esencia de algo usado por un desconocido o por tu prima, al que tú le añades tu intervención DIY.

Macarradas basuriles a parte, que a mucha honra siempre defenderé, quisiera matizar algo sobre el lema de #MásHaceryMenosComprar. Veamos, no vayamos a confundir consumo con consumismo.

El primero, bien llevado genera riqueza, trabajo, desarrollo, intercambio cultural y avances de muchos tipos.


Como por ejemplo el caso de Colindante, una tienda de decoración, joyería y obra de autor del Rastro de Madrid que apuesta por la tradición y modernidad sostenible.

Su motivo está bien claro: "Reutilizar implica una menor huella ecológica que la que se genera cuando el producto es totalmente nuevo y además, en muchas ocasiones son objetos que descontextualizados, resultan igual o más válidos que los nuevos"

Prueba de ello son su colección de collares creados a partir de piezas de los 80 que encontró sin usar.

Y como no, su serie de esculturas  inspiradas en las vanguardias, Calder, el Art Decó, Miró y las geométricas imposibles del Grupo Memphis; elaboradas con piezas cerámicas antiguas, componentes de lámparas, jarrones, ceniceros...

Pónganme uno de cada, por favor.


Algo igual de interesante y congruente se cuece en la tienda Rollitoasí de Barcelona. Bolsos, ropa y accesorios extremadamente golosos, orquestados bajo la batuta de alguien que cree en " La moda como una industria que puede valorar a las personas, el medio ambiente, la creatividad y los beneficios a partes iguales."

Se esfuerzan en que sus productos sean lo más responsables posibles con nuestro entorno y te cuentan con total transparencia quién ha fabricado la ropa que venden.

En ambos casos, puede que no todo pero seguramente sí varios de ellos, seríamos capaces de auto-producirnos sus productos.

Pero no, aquí el comprar es una especie de voto, de invertir en lo que está alineado con tus principios porque deseas que siga creciendo. Todo mi respeto al consumo en este tipo de negocios.


Otro punto sobre el que pensar, es que para "hacer" también hay que "comprar", comportándonos en este caso como consumidores activos.

Las necesidades se reformulan porque pasas a necesitar/desear una buena máquina de coser, o una panificadora, una cámara de fotos, una caladora, impresora, sacabocados, escuadra, martillo, todos los tipos de adhesivos y pinceles posibles...

Te sorprendes acumulando telas, rescatando botones y cremalleras, o cruzándote media ciudad para comprar harinas de foodie nivel advance, o incluso frikeando con papeles de gramaje y tacto atípicos.

Es decir, que para "crear" necesitamos materiales y herramientas, y eso también implica "consumir".


Charlando sobre esto en Instagram, y en palabras de Jordi "A menudo el problema es la falta de espacio y de herramientas. Tendrían que existir espacios de co-reestreno donde se pudiera trabajar, y contar tanto con el soporte como con el conocimiento de otros Recyclators y herramientas. Así, seguro que más personas se animarían a dar una segunda vida a cosas en desuso."

La clavaste, amigo :) Y hay buenas noticias al respecto sobre ese tipo de espacios, porque haberlos haylos:


Y en línea con todo esto ¿Estrenar algo implica que tiene que ser nuevo por fuerza?

¿Acaso cuando heredas aquella cazadora, mueble, casco, o lo que sea, por lo que tanto tiempo llevabas suspirando, no sientes lo mismo que cuando compras algo que está recién fabricado?

Muchos nos nos sentimos cómodos con ciertos procesos de fabricación actuales ni a nivel social ni ecológico, y por eso preferimos optar por el 2nd hand, por lo artesanal/local y por el DIY.

¿Qué piensas? ¿Compartimos opinión? ¿Con qué problemas te has encontrado? 


Entiendo el  DIY como una forma de activismo para cambiar patrones de consumo nocivos. Y quede claro que esto es una forma, no la forma. No pretendo convencer a nadie, tan sólo compartir otra perspectiva que pueda aportar un beneficio a otras personas al aplicarlo a sus vidas.

De hecho el plan B, el de hacer, te hace sentir verdaderamente feliz, a menudo casi eufórico; versus el sentirte miserable si compras producto acabado y fast, a poca consciencia ética o medioambiental que tengas.

Y ahora tu turno Recyclator, ¡Te invoco para que te manifiestes en los comentarios! Súmate también en redes compartiendo tus rebeliones DIY con el hashtag #MásHaceryMenosComprar, para que tus principios se difundan todavía más alto y claro.

Gente de proyectos tan recomendables como El Hervidero de ideas, DamaEstudiMy white ideaChita LouCarol BopGansos Salvajes y los compis de Pintar sin parar ya se han pronunciado.

¡Únete al debate!

Marta
Más historias en la galería de DIY'sFacebook e Instagram
SUSCRÍBETE

6 comentarios :

  1. qué crack eres! nos ha encantado este post, la reflexión y todas las referencias que das! desde luego que esta es una forma de activismo genial, al igual que para nosotros, lo es el consumo responsable de marcas locales, artesanas o sostenibles; así como el diy, el reciclaje, la reutilización, la segunda mano, el intercambio o el no consumo. bravo por estos debates y mil gracias por la mención!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias eco-camaradas! Mojarse, contrastar, divulgar, atreverse a discrepar.... Está el tema poniéndose muy feo, de alguna forma habrá que actuar!

      Eliminar
  2. Estoy con el hervidero de ideas, además de que has planteado el post genial, con puntos de vista diferentes pero unidos por una sola cosa--- hacer de este mundo uno más agradable y sostenible. #menosikeaymasidea ;))))) Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Ojo que acabas de parir el nuevo lema para las manis!!
      #menosikeaymasidea lo veo, lo veo!!

      Eliminar
  3. Aquí una que se une a tu activismo a muerte!!
    Hay que promover el DIY, además por este Mundo que poco a poco nos estamos cargando con tanto consumismo, sino por que la gente cada vez utiliza menos la imaginación y la creatividad, y eso es un gran problema!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos estamos convirtiendo en una legión y con guerreras como tú, pinta que que sí, que conseguiremos forzar muchos cambios y muy buenos.
      ¡GRACIAS por TODO y por siempre!

      Eliminar