Un año de la tragedia de Bangladesh


Hoy hace justo un año que más de 1.000 personas murieron en Bangladesh mientras cosían para marcas occidentales como Mango, Inditex y H&M en condiciones deplorables.

Toda pieza de ropa tiene una historia que empieza con su fabricación. ¿Sabemos qué hay detrás de lo que llevamos puesto? ¿Nos preocupamos de enterarnos? ¿Somos conscientes de la mierda que alimentamos cada vez que compramos en una de esas marcas?

Durante mucho tiempo yo no lo era. Es más, me jactaba de conseguir las gangas más triunfantes del lugar sin pensar en qué significaba. Afortunadamente la ética me hizo recapacitar y abrir los ojos. 
  • NO QUIERO LLEVAR ROPA COSIDA POR UNA NIÑA DE 12 AÑOS EXPLOTADA. 
  • NO QUIERO SEGUIR LLENANDO VERTEDEROS CON ROPA QUE CON SUERTE TE DURA SÓLO DOS AÑOS. 
  • NO NO Y NO ESA ETAPA YA ACABÓ.


Ahora mi ropa sale de Els Encants, de tiendas 2nd hand como las de Humana o Retales de Pandora, de la parada de la gitana del mercado que trae básicos fabricados en Mataró, de tiendas con ropa de diseñadores locales como Paella Showroom, de lo que alguna amiga/colega/familiar/mi novio ya no usa.... ESTAMOS RODEADOS DE ALTERNATIVAS E INFORMACIÓN PARA CAMBIAR A UN TIPO DE CONSUMO MÁS SOSTENIBLE Y HUMANO.

El movimiento FASHION REVOLUTION surgió a raíz de la tragedia de Bangladesh para recordarnos todas estas cosas. COMO CONSUMIDORES TENEMOS UN PODER ENORME PARA CAMBIAR EL MUNDO Y NO LO ESTAMOS EJERCIENDO. POR FAVOR, INFÓRMATE, ACTÚA Y VISTE ROPA LIMPIA

HOY PUEDES COLABORAR APOYANDO EL MOVIMIENTO AL COMPARTIR UNA FOTO DE LA ETIQUETA DE TU ROPA CON EL HASHTAG ‪#‎InsideOut‬

Más info en 

Marta

SUSCRÍBETE