Mueble organizador con madera encontrada en la calle


Los flechazos basuriles son diversos. 

En ocasiones encuentras un objeto abandonado que usarás tal cual, después de haberlo limpiado. Felicidad suprema cuando esto pasa, al fin y al cabo adoptar lo que tiran tus vecinos es bueno para ti y para el planeta. Y en otras, se trata de material fantástico para autofabricar lo que sea que tenías en mente. 

Para muestra, este mueble organizador creado a partir de unos listones de madera que alguien había tirado. Que además, puede ser reproducido por cualquier persona con los cuatro conocimientos más comunes de bricolaje y herramientas básicas.



En cuanto a la madera necesaria, te servirá cualquier tipo de tablero a partir de los 2cms de grueso. Lo mismo si lo que encuentras con una pila de listones machihembrados como los de este tutorial. Los unes encolándolos y listo 

Y si lo que tienes es melamina, puede quedar incluso más interesante, si la canteas con una cinta en contraste igual que hice con este mini sofá.



Aquí puedes ver el resto de materiales y el tutorial completo.

Pero hay más. Cuando fabricas muebles (o lo que sea) para niños, hay un componente de ilusión muy especial. A la ecuación se suma el factor jugabilidad con el invento.

Y también, la posibilidad de que la propia niña o niño se pronuncien sobre el diseño. ¿Cómo perderte un cocreador así de libre?

La red y el gancho lateral que aquí ves, fueron la petición de nuestro hijo de 2 años y pico, después de haberle rpopuesto con dibujos varias opciones.

Y quizá sea cegada por el romanticismo de hacedora, pero tengo la sensación de que se relaciona con este mueble de una forma distinta al resto. Bien, de hecho dice que es suyo, ha visto cómo se fabricaba reutilizando lo que a otra persona le sobraba, y sabe que se diseñó a su gusto.

Curioso ver cómo eso del "traje a medida" nos atrae incluso desde tan pequeños.

Así que para cerrar este anuncio de tutorial para Cadena 88, añado una invitación a la reflexión y al debate. ¿De dónde nos viene la inquietud creadora? ¿Es innata o inculcada por nuestro entorno?

Porque desde el momento en el que CREAR -entendido como autoproducir desde 0 o reformulando algo que ya existía- se perfila como alternativa fantástica al comprar-usar-tirar, queda claro que más nos vale potenciarlo.

¿Tú qué opinas?

Y también, compartirlo con nuestra prole acompañado de este enfoque activista, ¿es adoctrinamiento, crianza en modo brasas, o transmisión de habilidades? Manifiéstate en comentarios ✊

PD: el niño por fin es consciente de los juguetes que tiene, sabe exactamente dónde están, los agrupa por categorías y la casa ha dejado de parecer un atraco a una juguetería.

Marta
Más historias en la galería de DIY'sFacebook e Instagram

2 comentarios :