Sofá DIY para niños o para mascotas


De mueble tirado en la calle, a mini sofá para niños o mascotas. ¡Qué grande es esto del DIY! Vamos con un proyecto bricolajero y facilito, con el que harás súper felices a los más pequeños de casa.

El plan es fichar cualquier mueble o tablero abandonado el día de recogida de trastos, para sacar de ahí la madera con la que construirás el sofá.

Podías comprar el sofá directamente ya hecho, claro. Pero es que resulta que a los hacedores nos ponen los retos y las soluciones a medida. 



Como verás en el tutorial, trabajé con un material que abunda -un DMF lacado- aunque que es especialmente puñetas de serrar porque suele descantillarse.

Lo solucioné canteándolo con una cinta para rematar melamina. Eso sí a poco que puedas, y vista la experiencia, te recomiendo infinito que busques madera de verdad para simplicarte el proceso.


El vídeo es para la asociación de ferreteros de proximidad Cadena 88. Los mismos para los que creé el especial sobre cómo colgar cuadros y que tienen un blog ultra recomendable sobre bricolaje.

Muy fan de la biblioteca de tutoriales que ya acumulan en youtube 👌



Del proyecto en sí, destacaría la cara flipe que puso nuestro hijo al ver su mini sofá. La alegría que da cada vez que entra en casa y se va directo a sentarse en él. Y también, mucho que aconsejo crear un rincón de lectura para los enanos.

La zona de lectura no puede faltar. Leer -véase pasar páginas juntos, entonar y señalar cuando todavía son bebés- ordena el pensamiento y estimula la imaginación.

¿Acaso hay una actividad mejor para compartir con ellos?



En casa tenemos enchufe con la Combel La editorial de libros infantiles ilustrados, con unas ediciones alucinantemente cuidadas y divertidas.

Sin ñoñerías, sólo diseño del bueno para cualquier género y edad.



De todos sus libros, nuestro favorito es el de AMIGOS. Una especie de cuento sobre la amistad, lo diferentes que somos todos y lo bien que funcionan los grupos cuando nos complementamos y compenetramos.

¡Es una preciosidad!

Marta
Más historias en la galería de DIY'sFacebook e Instagram

2 comentarios :

  1. Un rincón chulísimo! Las estánterías con cajones me encantan. Hace unos días estuve en los traperos de Pamplona y tenían unos cuantos así, como estánterías, también con unas patas como mesitas con profundidad, quedaban muy chulas.
    Cuando el mueble ya no es reutilizable, sus partes pueden serlo!

    ResponderEliminar