#YoUsoMiBolsa - Acción colectiva contra el plástico


Ceci n'est pas un sac. Es un objeto revolucionario. Es un arma de sostenibilidad masiva, para combatir la plaga del plástico.

Desnuda la Fruta y 2nd Funniest Thing unimos fuerzas para reivindicar que no queremos que se siga empaquetando la fruta en plástico. ¡Y queremos que participes!



La comunidad de Desnuda la Fruta lleva tiempo batallando contra el plástico en redes con el hashtag #desnudalafruta. 

Por otro lado, aquí se promueve el activismo ambiental a través de la creatividad. Así que, me sumo a la misión con un tutorial sobre una bolsa de algodón upcycled para ir a la compra.

¿Te unes a nuestra revolución? Pues te invitamos a autofabricarte tu bolsa, fotografiarla y compartirla en redes con el hashtag #YoUsoMiBolsa 

Se acerca el día 3 de Julio, el día internacional sin bolsas de plástico. Es el mejor momento para hacerlo.

Una bolsa con el logo de Desnuda la Fruta estampado, que es un statement en toda regla. La mejor forma de dejar bien clara cuál es tu postura al respecto cada vez que la uses.



Vamos con el proceso para que te fabriques tu tote bag más activista.

Empezamos ✊

Necesitarás:

Y calcula que en total invertirás unas 2h aprox.



¿Por qué una radiografía? Porque se trata de uno de los objetos con un ciclo de vida más corto y además más contaminantes. Pues bien, ¿sabías que son geniales para crear plantillas?

Son muy resistentes, lavables, reutilizables mil veces, se cortan con facilidad y además admiten el planchado. Algo importante si en lugar de estarcir con pintura, prefieres estampar con lápices de cera.

De hecho puede que tú conozcas una alternativa natural a la pintura con restos vegetales. Si es así, cuéntanosla a todos en comentarios por favor. Yo hice varios experimentos y ninguno resistió más de dos lavados 😒

Eso sí, te aviso que este tipo de plantillas caseras son "el camino largo". Si prefieres acabar antes, imprime directamente el diseño del logo en una hoja autoadhesiva, vacíala y ya habrás acabado. No podrás reutilizarla pero le restarás unos 20 mins al proyecto.


Empieza calcando el diseño del logo que has impreso con un rotulador permanente.



A continuación vacía las formas a cúter. Paciencia, esta es la parte que más tiempo llevará.

Enhorabuena, acabas de fabricarte una plantilla casera nivel Dios.

Recuerda que puedes usar tanto el negativo como el positivo de la plantilla. Cada uno tiene su gracia y lo más importante, ¡aquí no desestimamos nada!

Plantilla acabada. Vamos con la fabricación de la bolsa de algodón.

Aquí se ha partido de una funda de almohada con más de 40 años de destierro en un armario. Es la pieza de ropa que más simplifica el proceso de confección.

Pero evidentemente si tienes camisas, colchas, vestidos o hasta cortinas, sin usar; también puedes reutilizar sus tejidos.

En este caso, como la funda de almohada es bastante más ancha que una tote bag habitual, usa otra bolsa que ya tengas para tomar las proporciones y saber qué largo debes darle.

Y por cierto, a falta de escuadras para marcar una línea de corte correcta, cualquier libro te servirá.





Corta por la línea que acabas de trazar.

Con el resto de la funda que te sobrará, puedes crear por ejemplo un cojín lumbar.



Un apunte sobre el tema corte.

En la funda del tutorial se ha eliminado la parte que ya venía rematada porque no hubiese quedado bien. Pero si te fijas, en la funda que he puesto al lado, al no tener tanta información, lo suyo es mantener esa parte y cortar el bajo.

Así te ahorras tener que hacer el dobladillo.

Y sí, ya que te lías, igual a ti también te apetece fabricarte varias bolsas para la fruta a la vez 😎



Venga, ¡más, más!

Ya puedes dar la vuelta a la funda y crear un dobladillo en la parte superior. Empieza marcando a plancha la tela, con el tejido ya doblado y sujeto con alfileres.



A continuación prepara las dos asas de tu futura tote bag.

Corta unos 78cms de cinta ancha por asa. O en su defecto, también se podría usar un cinturón que ya no te sirva, una corbata, las asas de otra bolsa que tengas destrozada... Repasa tu casa con mirada Recyclator y seguro que encuentras algo interesante.



Llegamos a un punto importante si quieres que tu bolsa sea extra resistente.

Fíjate en cómo aparecen las asas en la imagen. Metidas dentro del dobladillo cuando la bolsa todavía está del revés. ¡Cópialo!



Cose el dobladillo con las asas insertadas que acabas de añadir.



Da la vuelta a la bolsa, estira las asas hacia arriba y asegúralas con este cosido de un cuadrado y una aspa.

Así tu bolsa resistirá mucho peso y te durará un montón de años intacta.



Bolsa lista para ser estampada.

Introduce una hoja de periódico dentro de la bolsa y posiciona la plantilla encima.

Tip: si aplicas una capita de adhesivo en spray en la parte trasera de la plantilla, tu estampación quedará especialmente nítida. Por eso te recomendaba antes la alternativa de imprimir el diseño en un folio adhesivo. Si no, simplemente ve con mucho cuidado al aplicar la pintura.



Vierte en un plato muy poca cantidad de pintura textil. Empapa tu esponja -contente, no mucho!- y descarga el exceso de pintura en un plato.

Cuando digas "esto apenas pinta", será el momento de aplicar la esponja sobre el tejido. Es otro de los secretos para que los estarcidos queden pulidos porque si no se emborronan de mala manera.

Por cierto, para que las estampaciones sean resistentes a los lavados, el tejido siempre tiene que estar libre de apresto y de suavizante.



Ve repasando toda la superficie de la plantilla con la esponja, a suaves toques. Ni se te ocurra apretar en ningún momento. Siempre es mejor darle varias pasadas finas.

Incluso si quieres un resultado ultra pro, te recomiendo que estarzas el diseño con un par de capas finas, esperes a que sequen, y que vuelvas a repasar con otro par de capas finas más. Así la estampación será tan homogénea y consistente que parecerá una serigrafía.



Cuando hayas acabado tendrá esta pinta.

Fuera plantilla.....

FELICIDAD.



Ya sólo te quedará esperar 24h para que cure la pintura, dar la vuelta a la bolsa y planchar la zona estampada intercalando un trapo durante unos 5 minutos. Sin vapor y a la máxima temperatura que permita el tejido.



Así, pasadas 48h más ya podrás lavar la bolsa con total tranquilidad. Aguantará hasta 40 grados.


Hay quien fabrica pancartas para manifestaciones. Pues la bolsa que te proponemos, se usará infinitas veces más que una pancarta. Y también estará en la calle muchas más horas de las que dura una mani.

Esa es la actitud. El mensaje. El sentido común que tanto le falta a la industria alimentaria que sobreempaqueta la fruta. SOSTENIBILIDAD POR ENCIMA DE TODO.

Eso, o las siguientes generaciones lo tendrán muy, muy crudo.

Así que vamos, ¡libertad creativa total y absoluta! Crea tu bolsa de la forma que prefieras, fotografíala y compártela en redes con el hashtag #YoUsoMiBolsa.

Si unimos nuestros gritos el ruido será ensordecedor. 

Y ya sabes. La fruta, en pelotas por favor.

Marta
Más historias en la galería de DIY'sFacebook e Instagram
SUSCRÍBETE

2 comentarios :

  1. Qué gran idea. Me encanta! Muchas gracias por la aportación.

    ResponderEliminar