Cómo reparar tu móvil


Aprender a abrir tu smartphone, perder el miedo a reparar pantallas, a sustituir la batería de móviles que en teoría nos venden como estancos, cambiar la forma en que cargamos y actualizamos nuestros dispositivos, incluso el simple hecho de saber revivirlos cuando se mojan; te ayudará a alargar su vida útil.

Porque por mucho que la industria se empeñe en ponérnoslo cada vez más difícil, es nuestro derecho como consumidores. ¡No es cosa sólo de nerds!

Y es que además, con un poco de orientación, resulta que tampoco es tan complicado. Son pequeñas intervenciones 100% factibles para cualquiera. Tenga el nivel que tenga.



Hoy 2nd se convierte en el altavoz de una iniciativa más que necesaria. Se trata de la retransmisión del taller de autorreparación de móviles ofrecido por Andròmines el pasado Viernes.

Conecta con tu yo más curioso y rebélate contra obsolescencia programada. Ahorrarás y de paso, tu relación con la tecnología se volverá más sostenible.

Empieza la crónica.

CÓMO CAMBIAR LA BATERÍA DE UN MÓVIL

Hace unos años cuando tu batería se fundía, podías cambiarla simplemente abriendo la carcasa trasera. Comprabas una batería por 10-20€ y tenías móvil nuevo.

Ahora con la excusa de conseguir modelos más finos, la mayoría son estancos o vienen termosellados. Es decir, que los compramos pensando que no se pueden abrir, que todo está integrado.

Es imposible escapar de esta moda porque los fabricantes saben que es la manera perfecta de programar la obsolescencia. Si la batería no está accesible el dispositivo es más difícil de reparar y seguramente acabarás comprando uno nuevo.

Pero resulta que no es del todo así. Para demostrarlo aquí puedes ver el móvil estanco que desmonté por completo en el taller.






¿Cómo? Pues con la orientación del formador y trabajando con las herramientas adecuadas. Está tirado. ¿Sabes destornillar, estirar con pinzas y hacer palanca? Pues ya lo tienes.

Eso sí, cada modelo tiene su proceso. Así que si quieres cambiar la batería, los pasos a seguir son:

En primer lugar, busca un tutorial en youtube sobre cómo cambiar la batería de tu modelo en concreto. Así sabrás a qué te vas a enfrentar y cómo debes desmontar exactamente cada pieza. 

Aquí va un ejemplo de lo claro que te lo explicarán.



Y a continuación, compra el kit de reparación para cambiar la batería de tu modelo. Vendrá con las pinzas, destornilladores, púas y batería que necesitas exactamente. Lo encontrarás buscando en aliexpress, amazon, etc. 

Al taller trajeron un ejemplo de lo que recibes. Por unos 20€ aprox, lo tienes todo, mira:


Una indicación importante que nos dieron, es que al volver a montar el dispositivo, nunca aprietes los tornillos. Se ponen y se ajustan. Punto.

Esto no es el motor de un coche que vaya a salir volando. Si los aprietas demasiado puede que el móvil empiece a hacer cosas raras como vibrar cuando no toca.

Todo bien hasta ahora, ¿verdad? Después de haberme enterado de todo esto, yo desde luego te aseguro que no tendré miedo alguno a cambiar la batería cuando llegue el momento.


CÓMO CAMBIAR LA PANTALLA ROTA

Más de lo mismo. Empieza buscando vídeos sobre cómo sustituir la pantalla de tu smartphone en concreto, compra el kit de reparación de pantalla para tu modelo y ponte manos a la obra.

Algo a tener en cuenta es que los móviles tienen dos pantallas en realidad: la LCD y la touch screen. Algunos fabricantes pegan ambas pantallas y entonces toca comprar el repuesto que incluye las dos.


Por eso, para saber qué repuesto debes comprar, primero hay que mirar un tutorial para saber si te las encontrarás separadas o unidas.

En cualquier caso la diferencia de precio puede ser de 10-20€, que comparados con la pastaza que cuesta un móvil nuevo hace que valga la pena repararlo.

Otra recomendación que deberías saber es que probablemente te toque cubrir la pantalla rota con precinto o con celo, para que no te cortes con las astillas de cristal al desmontarla. También estaría bien que llevases gafas y guantes.

También deberás aplicar calor a la pantalla rota para conseguir despegarla.

Para esto los pros tienen una especie de pistola de calor como ésta, que usan combinándola con las púas que vienen en el kit de reparación de pantallas rotas.



Pero ¡eh!, a nivel doméstico se puede hacer perfectamente con un secador de pelo. Serían unos 5-10 minutos aplicando calor y tanteando con la púa si se despega.

Lo irás viendo.



En cualquier caso, insisto, empieza siempre buscando un tutorial sobre cómo cambiar la pantalla de tu modelo exacto. Encontrarás explicaciones similares al vídeo anterior.


CÓMO REPARAR UN MÓVIL QUE SE HA MOJADO

La leyenda urbana es que lo puedes solucionar enterrando el móvil en arroz. Pues no. Error. La mejor forma de revivir un teléfono que se ha mojado, es desmontándolo tanto como puedas y secándolo con calor.

Ya sabes, tira de secador. Incluso hay valientes que meten el móvil en el horno a 180 grados durante 20 minutos. El formador nos aseguró que no les pasa nada.

Así de paso le hacen un reballing casero que los deja como nuevos, funcionan más rápido. ¡Pero esto ya es de nivel demasiado advance para servidora! Googléalo si te interesa 😉


CÓMO CARGAR TU MÓVIL PARA QUE DURE MÁS

En principio en 3 o 4 años, la química que tienen las baterías dentro, el litio, se agota. Pero resulta que ahora hay móviles que al cabo de un año y medio, su batería ya empieza a ir mal... Seguramente se lo habrás oído a alguien.

¿Por qué pasa esto? Pues como siempre, para que compremos-usemos-tiremos con la mayor frecuencia posible. La industria sabe que queremos un teléfono móvil que cargue muy rápido.

Y ahí está la trampa porque cuanto más rápido cargue un móvil, antes se destruirá esa batería.

Nos ponemos más técnicos por un instante: La teoría general de baterías (de litio, de metal hidruro, de plomo, de gel, de ácido..) dice que cuantos menos amperios usas para cargarlas, mayor es su vida útil. Es decir, que tardan más en cargarse pero duran más.



Tip: usa siempre el cargador más lento que tengas en casa. Si sigues usando aquel que te carga rapidísimo estarás acortando la vida de tu batería.

Fíjate en el valor de "output" de los cargadores, porque aunque ahora sean todos universales, verás que su amperaje varía. Y ese cargador que le mete un chute bestia para cargar rápido, resérvalo sólo para emergencias.


ACTUALIZACIONES, SÍ O NO.

No actualices hasta el último momento. El caso es que cuando te dicen "por favor actualice", casi siempre hay una trampa. Casi siempre el teléfono empieza a ir más lento al cabo de poco tiempo.

Esto te resultará más o menos factible en función de la marca de tu móvil. Al parecer apple lo hace sistemáticamente siempre que actualizas un iPhone que no es el modelo más puntero. Samsung al menos te deja ir aplazando la actualización eligiendo "más tarde", "más tarde". Lo mismo con Huawei, Motorola, o marcas que venden menos "exclusividad".

Cuanto más sencillo sea tu móvil, menos sufrirás los achaques de las actualizaciones. Por si te ayuda, yo hace un año y pico que llevo un Cubot X9 (que no lo conoce ni su madre), apenas pide actualizaciones y funciona como el primer día. Eso sí, no esperes de él fotazas, sólo funcionalidad pura y dura.

¿Y por qué pasa esto? Porque las actualizaciones contienen un bug (bicho), que va haciendo que la CPU se vuelva cada vez más lenta. En teoría es para proteger los datos de usuario, bla, bla, bla. Pero su relación con el incremento de ventas y la corta vida que los usuarios podemos dar a nuestros móviles, habla por sí misma.

Moraleja: actualiza lo mínimo posible. 


ÉTICA Y TECNOLOGÍA

Llegamos al aspecto más crudo de todo esto. Parte de los componentes de los dispositivos contienen minerales cuya extracción es bastante cuestionable desde el punto ético.

Es la cara B de este negocio. El coltán, la wolframita y el resto de "minerales de sangre" presentes en nuestros smartphones, implican consumo de recursos, contaminación, guerras, explotación infantil...



Este tema tiene demasiadas capas ¿Qué podemos hacer para remediarlo? Pues en primer lugar tratar de alargar la vida útil de nuestros móviles, forzando así que baje la producción y consumo de estos minerales.

También evidentemente llevarlos al punto verde cuando hayan muerto del todo. Eso sí, el organizador del taller, Andròmines, gestiona varios puntos de recogida y nos explicó que el proceso de reciclaje todavía no está suficientemente optimizado. Así que, insistió en la necesidad de evitar tanto como podamos que se conviertan en residuos, intentando siempre repararlos como primera opción.

Por último, como aportaciones personales, sumaría:

  • Votar a partidos que defiendan el medio ambiente. Crea presión social. 
  • Apoyar a organizaciones que están acorralando a la industria para que fabrique de otra forma. Greenpeace o el European Environmental Bureau son un ejemplo. Mira qué tenían preparado a la salida del Mobile World Congress de ayer.
  • Apuntarte a las restart parties como las que monta Andròmines. ¡Recluta a tus gente para ir juntos!
  • Pedir a tu ayuntamiento, ni que sea a través de redes, que organicen talleres gratuitos de este tipo.
  • Buscar orientación en cualquier repair café o similar de tu ciudad, la próxima vez que se te estropee el smartphone o tablet.
  • Participar en eventos como el Mobile Social Congress de estos días, que defienden un modelo electrónico más justo.
Existen soluciones. Lo único es que si nos guiamos únicamente por la lógica económica, se invierte poco en ellas.




En vista de los hechos, lo primero que piensas es "el mundo se acaba".

Pero ¡ah no!, espera. Que la marea está cambiando. Cada día somos más los que nos rebelamos.

¿Te unes a la causa? Pues comparte esta información con los tuyos. Que sepan la cantidad de cosas que pueden hacer para frenar la obsolescencia programada de sus dispositivos.

Inundemos las redes con este mensaje. Hagámoslo ahora, es la misma semana del Mobile World Congress ✊

Marta
Más historias en la galería de DIY'sFacebook e Instagram

4 comentarios :

  1. en la causa nos encontramos!!! juntos cambiamos el mundo! adelante!!!

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias por el Taller y por el contenido del post. Valiosísimos ambos! :)

    ResponderEliminar