Zero Waste con Agua Bezoya


He aquí un proyecto extremadamente fácil de hacer y tiene un aire que recuerda a los móbiles de Calder. ¿Quién dijo que el reciclaje no podía ser estiloso?

Se trata de un reloj DIY con plástico reciclado, fabricado con tapones y una botella de Bezoya. Vamos con el paso a paso.

Necesitarás:
  • Una botella de 1.5L de Bezoya de plástico y 12 tapones
  • Una pila y el mecanismo de un reloj (Lo encontrarás en papelerías, tiendas de bricolaje y manualidades)
  • Cúter y tijera
  • Pintura y pincel
  • Alambre y alicates
  • Cola blanca (Opcional)
  • Un taco de madera, punzón, martillo y berbiquí



Empieza cortando un segmento de alambre y atravesando el lateral de cada tapón con él para crear un orificio.

A continuación, pinta los tapones. 

Corta la parte inferior de la botella a unos 3 dedos de la base a cúter, y remata la zona de corte a tijera para que quede bien pulido. 

Después, abre paso para los 12 ejes que compondrán las horas de tu reloj usando un punzón y el taco de madera para apoyarte. 

Verás que es muy sencillo porque las botellas de Bezoya ya tienen 12 ejes marcados. 

Pinta la pieza resultante del color que más te guste.

Cuando la pintura haya secado, ensancha la apertura que habías creado en el centro con el berbiquí y la tijera. 

El objetivo es que la rosca del mecanismo del reloj asiente bien en este oficio para que quede asegurado.

Corta 2 segmentos de alambre de unos 2 palmos y medio, y otros 4 algo más cortos. Enderézalos con tus manos a ser posible protegidas con guantes de cuero.

Introduce un tapón en el extremo de cada uno de ellos, atraviesa la base de la botella por los orificios que habías creado y acaba pasando otro tapón por el extremo del alambre que queda libre.

Opcional: Si prevés que el reloj va a caer en manos de niños "inquietos", puedes añadir un puntito de cola blanca en cada ensamblaje.

Abre paso para el mecanismo del reloj en la zona central de cruce de alambres, doblándolos un poco con los dedos.

Introduce el mecanismo de reloj por la parte posterior de la pieza. Tiene que sobresalir la rosca que tiene como se ve en la imagen.

Monta las agujas y la pila siguiendo las instrucciones del mecanismo que hayas comprado. 

Acabaste, ¡Ya puedes colgar en la pared tu maravilla de reloj DIY reciclado

Son bastantes pasos pero en absoluto complicados y por si te queda alguna duda, aquí tienes el tutorial en forma de vídeo: 



Tic tac tic tac... ¿A qué esperas para empezar con el tuyo? :)

Me encanta ver como Bezoya se compromete con el Medio Ambiente. De hecho en su canal de Youtube nos animan a reutilizar sus botellas con más propuestas DIY chulísimas, perfectas para practicar eso de Zero Waste. ¡Hurra!

Marta
Más historias en la galería de DIY'sFacebook e Instagram

SUSCRÍBETE

9 comentarios :

  1. Qué ocurrencia más útil y provechosa! Además de fácil es superresultón!
    Martha

    ResponderEliminar
  2. ¡Wow! Espectacular!! Buenísima idea y además, muy original guapísima. Y tanto puede colocarse en una cocina, como un comedor... Genial!!! Muchas gracias :)

    ResponderEliminar
  3. !qué imaginación¡ me encanta.... voy a tener que reservarme algunas botellas ;)

    ResponderEliminar
  4. !qué imaginación¡ me encanta.... voy a tener que reservarme algunas botellas ;)

    ResponderEliminar
  5. Get all the best spirits and wines on Duty Free Depot!

    All the popular brand name drinks for unbelievable discounted prices.

    ResponderEliminar