Cambio de imagen de un cabezal antiguo




Hay muebles antiguos que enamoran a primera vista y que merecen ser recuperados con especial cariño. Esta es la historia de un viejo cabezal individual que se reinventó convirtiéndose en el tablón de inspiración más molón del reino!

La gracia es retapizar el cabezal intercalando una lámina de corcho para que también pueda ser utilizado como tablón en el que colgar fotos, entradas de conciertos, recortes... La tela con animal print y el rosa neón del marco se encargan de actualizar la pieza con una estética mucho más rockera.


Necesitarás: Un cabecero individual, alicates, destornillador, tela para tapizarlo, una lámina de corcho, pintura en spray para el marco, grapadora y grapas.

Empieza separando el marco trasero desatornillándolo del tablón delantero forrado con tela. 


Deshazte del tapizado original retirando los clavos y grapas con los que estaba sujeto con muuucha calma.


Vuelve a tapizarlo grapando la tela nueva a la madera intercalando una lámina de 1cm de corcho. 


Pinta el marco trasero con pintura en spray (Acabas antes).


Cuando el marco trasero esté bien seco, vuelve a unirlo al tablón tapizado, utilizando los mismos tornillos del mueble original.


Y ya está, hasta aquí el tutorial con el cambio de imagen! De verdad que hubiera sido una pena desperdiciar este cabezal y además..... es imposible encontrar nada parecido en Ikea! Estoy segura de que si abres bien los ojos pronto encontrarás objetos y muebles a los que rescatar.

Si te ha gustado este proyecto quizá también te interese cotillear estos otros:

Besos!! Estaré al otro lado de mi galería de DIY'sFacebook y Twitter.

Marta

SUSCRÍBETE

8 comentarios :

  1. tú si que eres una manitas!
    ole tú!

    ResponderEliminar
  2. me encanta como os ha quedado!!! es genial!!
    os sigo desde ya, me encanta el blog!! =)

    ResponderEliminar
  3. Me encantó este DIY!
    Saludos

    www.megustaonomegusta.com

    ResponderEliminar
  4. que caña, me encanta como lo has dejado!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué idea más buena! ¡Viva el reciclaje!

    ResponderEliminar